sábado, 19 de septiembre de 2009

La imagen del poder: Elisabeth I de Inglaterra y el retrato del arco iris


Uno de los fines del arte ha sido su utilización por parte del poder establecido para transmitir ideas con un fin politico o religioso. Los gobernantes buscaban un instrumento que transmitiera a sus súbditos una imagen determinada y le ayudara a mantener su poder, y la Iglesia, buscaba instruir en los misterios sagrados a unos fieles que en la mayoría de los casos no alcanzaban a entender.
El retrato de Isabel I de Inglaterra, conocido como del Arco Iris, es un ejemplo claro de lo que decimos. Atribuido a Isaac Oliver, discipulo de Nicholas Hilliard, fue realizado en el año 1600. Cuajado de una compleja simbología, todo en él está orquestado para ofrecer una exaltación de la imagen de la reina.
Isabel I es mostrada como una figura mitológica, Astraea, símbolo de la justicia y divinidad que había conservado intacta su virginidad. Isabel I nunca llegó a casarse, ni tuvo descendencia, hecho por el que sus contemporáneos la conocieron como la Reina Virgen. En este hecho inciden también las perlas que aparecen en el collar, la pulsera, los pendientes, cuajando su vestido, su tocado e incluso su peinado. Las perlas son simbolo de virginidad.
Su vestido está decorado con ojos y orejas, imagen de que ella todo lo ve y lo escucha. Una de las mangas lleva una joya en forma de serpiente. Sobre su cabeza, el animal tiene una esfera celeste y en la boca un rubí en forma de corazón. La serpiente es símbolo de la sabiduría y el rubí es el corazón de Isabel I. Se quiere transmitir la idea de que la reina con su sabiduría controla sus pasiones.
Con su mano derecha sostiene un arco iris, sobre el que hay una inscripción: Non sine sole iris (Sin el sol no hay arco iris). El sol, sin duda es la reina, que hace salir el arco iris, símbolo de prosperidad, con su presencia. La prosperidad del país es fruto de su buen gobierno.
El retrato fue pintado tres años antes de la muerte de la reina. En 1600 tenía 66 años, una edad considerable para aquella época. A pesar de ello, Isabel I aparece como una mujer joven por la que no han pasado los años. Se quiere ofrecer la imagen de una reina que no está sujeta a los condicionantes temporales, ella en esencia es eternamente joven y controla la naturaleza.
Una iconografía compleja al servicio de una sola idea, transmitir una imagen del poder.

4 comentarios:

  1. Dan Brown ya tiene más material para su siguiente obra...sin duda es un retrato muy enigmático, con múltiples interpretaciones: los ojos, las orejas, las bocas en la túnica, la serpiente, el arco iris, las alas de mariposa, el cuerno en la corona...sin duda Isabel I nos quería decir mucho más de lo que imaginamos

    ResponderEliminar
  2. Hola, no he podido encontrar qué significa el guante con una plaqueta rectangular en el centro de la palma. El guante está en el lado derecho del cuello de velo.

    Saludos

    ResponderEliminar